-    Escrito por vika

El gran Saúco

El motivo por el cual hemos elegido este nombre para el post. No es solo por el tamaño de este perenne árbol, que llega a medir hasta 6 metros. El Saúco tiene grandes utilidades medicinales.

Sus hojas son de un verde brillante oscuro y la corteza ocre claro. La floración ocurre en primavera-otoño, es blanca y perfumada en ramilletes.
Es una árbol oriundo del Noreste de la Argentina y su nombre científico es Sambucus nigra.

Una de sus fabulosas características es que posee un sistema de defensa extraordinario, cuando alguien se acerca emana un suave perfume, pero ante el mínimo tacto de sus hojas, el perfume se transforma en un olor fuerte y desagradable similar al del zorrino.
Es muy resistente y adaptable a diferentes condiciones de ambiente y terreno.

Entre los principales usos medicinales encontramos que no puede faltarnos en épocas de frío, ayuda a reducir la duración de los síntomas gripales. Posee nutrientes como vitaminas C y B, carotenoides y flavonoides.

El Sauco es eficazmente indicado para bajar la fiebre y calmar las congestiones de las vías respiratorias. Es un diurético de muy útil para los casos en los que se necesita eliminar el exceso de aguas acumulada en el cuerpo.

Algunas de sus partes están indicadas para ser usadas en preparaciones para aliviar el estreñimiento y a algunas dolencias hepáticas entre otros trastornos.

Es una planta aconsejada en los casos de reuma y artritis y se suele emplear en preparados para aliviar torceduras y golpes.

Las propiedades astringentes del saúco lo convierten en un remedio útil para tratar las hemorroides. También resulta eficaz para tratar las hemorragias nasales.

Inclusive para los ojos tiene propiedades curativas, destacándose su utilización para aliviar la fatiga, la irritación de los ojos y los párpados inflamados.

Vía | jardineria
Imagen | plant