-    Escrito por marcelo

Luz y riego para las plantas carnívoras. Parte I

La luz y el riego son puntos muy importantes para asegurarnos que estas plantas tengas una vida saludable y del tiempo que cada una tiene como promedio, sin alteraciones generadas por nuestro desconocimiento.

Sucede que las plantas carnívoras requieren gran cantidad de luz, pero no deben ser expuestas a la luz directa o en los horarios en que los rayos son más fuertes, porque se pueden quemar.

La luz debe ser filtrada, indirecta o el sol de la mañana, de las ocho a las doce del mediodía, luego hay que retirarlas del sol directo. Pero la mayoría de las especies requieren de unas cinco horas de sol como mínimo.

El motivo de esta necesidad de luz se debe a que las trampas de las plantas carnívoras o insectívoras toman colores más vivos, cuanto más luz reciben.
En muchos terrarios acuden a la luz artificial, que también funciona, claro que si se puede es mejor la luz solar natural.

Ahora, el exceso de luz solar en las horas en que los rayos son más dañinos, puede provocar que las trampas de especies como la Nepenthes y Drosera se quemen.

Por ello si no podemos tener control del horario o un lugar fijo donde reciba sol indirecto, es ideal armar un espacio cubierto de policarbonato, etc.

Este artículo continuará en: Luz y riego para las plantas carnívoras. Parte II

Vía | jardineria
Imagen | jardineria