Luz y riego para las plantas carnívoras. Parte II
1 voto

Luz y riego para las plantas carnívoras. Parte II

Este artículo es continuación de: Luz y riego para las plantas carnívoras. Parte I

Algunas de las especies que requieren el sol directo de la mañana al que hicimos mención son: Sarracenia, Heliamphora, Dionaea, Pinguicula, Darlingtonia y Cephalotus.

El riego es otra cuestión delicada para el cultivo de las carnívoras. Cada especie requiere de un método apropiado, del mismo modo que varían las cantidades de agua necesarias.

Por ejemplo, las Nepenthes tienen el mismo riego que la mayoría de las plantas de interior. En verano con mayos asiduidad y una vez a la semana en invierno, dependiendo del calor del ambiente donde se ubiquen.

Lo que si requieren las Nepenthes es mantener su humedad diariamente con un pulverizador.

drosera

El caso de las Cephalotus genera más atención, ya que se desmejoran rápidamente tanto por exceso como por falta de agua. Se deben regar cada dos o tres días procurando que el sustrato siempre esté húmedo.

En especies como las Dionaeas y Droseras encontramos que la mejor opción de regarlas es colocarlas sobre un plato con un dedo de agua en el fondo. Entre riego y riego conviene dejar pasar dos o tres días. Pero son especies que como verán demandan más agua.

Es importante que cuando uno se decida a cultivar una planta carnívora sepa con seguridad a que especie pertenece y conozca cuales son sus cuidados y necesidades para un mejor cultivo.

Otros artículos de interés

Vía | jardineria
Imagen | floresyjardin

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

1 Comentario

  1. anthony junior dijo...

    es interesante y muy importante como alumno estudiantil de veriamos descucrir mas de las platas y las especies por venir